El Juego de Barbazul / Valeria Castelló y Anahí Almasia

Ilustraciones Ramiro López

Formato: 20 x 15 cm Páginas: 136 ISBN: 978-987-45076-6-2 Año lanzamiento: 2016

La última novedad del 2016, se trata de la novela infanto-juvenil El juego de Barbazul, escrita en coautoría por Valeria Castelló-Joubert y Anahí Almasia.

Dirigido a lectores de entre 8 y 13 años, el libro cuenta la historia atrapante y divertida de dos amigos de 11 años que tienen la sospecha de que una compañera de clase es, en realidad, un personaje de videojuego que consigue cada tanto salir de la pantalla para volverse una chica como las demás. O no tanto. Su comportamiento es distinto, lo cual no hace más que confirmar las hipótesis que David y Alex esbozan y desechan sucesivamente.

De aventura en desventura, la investigación los lleva a reflexionar acerca de las diferencias entre la realidad, la ficción y lo virtual. Y también, por supuesto, a confrontar el liso y unidimensional mundo de los padres, cuya percepción aparentemente no ha incorporado el régimen intermedio de lo virtual.

Escrita desde la mirada infantil, la historia genera una empatía total con la experiencia que los chicos tienen del mundo a partir de los videojuegos. Si es recurrente la creencia de que estos son elementos de distracción, alienación y que su uso hasta puede traer trastornos de salud, El juego de Barbazul muestra con desenfado que estas ideas no son más que prejuicios. ¿Y si los chicos juegan videojuegos para conocer mejor la realidad, para animarse a enfrentar sus fantasías, sus deseos y sus miedos, para compartir experiencias con sus amigos? En definitiva, el “juego” no es algo que esté separado de lo que llamamos “la vida”, o “la realidad”: el juego es una experiencia vital que nos ayuda a aprehender la realidad.

Así, El juego de Barbazul nos invita a sumergirnos en lo extraño, al punto que se experimenta la sensación de tambalear en un mundo inconsistente, dentro del cual, sin embargo, la realidad nos sigue manteniendo en pie. La apariencia y el juego son los desafíos que el lector debe sortear para subir a la superficie, tomar aliento, y arrojarse nuevamente en las profundidades de sus reglas.

Una excelente ocasión para que chicos y grandes, en casa, o en clase, compartan una lectura que seguramente será motivo de intercambiar impresiones y pareceres sobre la manera en que unos y otros perciben la realidad y el mundo virtual.

La novela ha tenido una excelente recepción por parte de lectores de 9-10 años en escuelas bilingües de California, en Estados Unidos. Los chicos destacan, sobre todo, la proximidad de la mirada sobre su mundo, sus fantasías y sus deseos, el ritmo de la acción, el humor de los personajes, y el torbellino de emociones que se suceden sin pedir permiso.